El 31 de enero de 2020 tuvo lugar la salida de Reino Unido de la Unión Europea, precisamente 61 años después de cuando se firmaron las primeras normas de coordinación de seguridad social (1958), orientadas a proteger los derechos de las ciudadanas y los ciudadanos que se desplazan por el territorio de la UE, Suiza y el Espacio Económico Europeo (Islandia, Liechtenstein y Noruega). ¿En qué situación quedan ahora las personas que se desplazan entre Reino Unido y la Unión Europea?

La coordinación de normas es la que permite que las personas y sus familiares que se desplazan por el territorio de la Unión con el objetivo de buscar empleo, lo hagan con total libertad de movimiento, sin necesidad de permiso de trabajo y con la tranquilidad de que van a ser tratados en igualdad de condiciones que los nacionales del país de destino. Y esto incluye que las cotizaciones acumuladas por los años de trabajo en otros estados, se tengan en cuenta y se sumen a la hora de solicitar una prestación pública.

Pues con la salida de Reino Unido del grupo, hay que mirar el Acuerdo de salida, firmado entre las dos partes, para ver qué consecuencias tienen ahora esos actos.

  1. ¿Queda garantizado, a partir de ahora, el mutuo reconocimiento de prestaciones? ¿Se tendrán en cuenta los años trabajados en uno u otro territorio para el cálculo de jubilaciones?
  2. ¿Deben solicitar visado y autorización de residencia y trabajo las persones que se desplazan de un lado a otro?
  3. ¿Se pueden desplazar en estos momentos las personas de un lado a otro para recibir asistencia sanitaria?

Con todo ello vemos cómo los conceptos jurídicos que nos permiten la libre circulación ha quedado inavalidada para el territorio de Reino Unido.

Si hablamos directamente de jubilaciones internacionales, habrá que ver, tres el periodo inicial contemplado en el Acuerdo de salida, ¿en qué situación quedan las cotizaciones que las personas han ido acumulando en ambos lados? ¿Debemos revisar la vigència del Convenio bilateral en materia de Seguridad Social que se firmo entre España y Reino Unido,  en el año 1974?

A priori esto parece poco probable, y ya se ha hablado estos días de la posibilidad de que Reino Unido negociara con la UE un nuevo estatus jurídico similar al que tienen países como Noruega (que pertenece al Espacio Económico Europeo pero no a la UE), habrá que ver qué medidas contempla la propia Unión Europea, después del desaire que ha supuesto la salida de este socio tan importante.

¿Qué queda esperar, entonces? En estos momentos debemos seguir atentas y atentos a las novedades y confiar en que un socio tan importante como Reino Unido no va a quedar fuera de escena, pues a ninguna de las dos partes le conviene, teniendo en cuenta las cifras de movilidad que existen entre los nacionales de Reino Unido y el resto de países de la Unión.

Para más información, puedes visitar la web de la Seguridad Social sobre normativa internacional.